• Faunocaster Starstuff

Posada Rock


Alguna vez había ido a un toquín en el garage, pero jamás me imaginé que fuera yo a tocar en ese escenario, principalmente porque la brecha generacional entre la gente que normalmente se presenta ahí y yo es bastante considerable, aunque siempre he sido amigo de los Somos Nada y por lo regular llevo una buena relación con la mayoría de artistas que se presentan de manera local.


Justamente fue Diego (Somos Nada) el que me hizo la invitación, pero fue para ir a tocar con los Hecatónquiros y como siempre pasa, pues pedí chance de presentarme también con mi proyecto personal y accedieron de mil maravillas, por dicha generosidad le agradezco a él y a Paul (Lonely Astronaut) quien es el mero, mero del garage por haberme tomado en cuenta y dejarme usar su espacio. Siempre es grato compartir escenario con la gente con quienes se tiene en común una pasión, en mi caso, invariablemente, me divierto y además aprendo de a madres… No hay nada que me guste más (Excepto cuando además de divertirme y aprender, cojo, pero no hablaré de eso hoy).


Esta tocada fue muy importante para mí porque, a pesar de haberme presentado ya “n” cantidad de veces por aquí y por allá, en el norte, en el sur, afuera y adentro, esta fue la primera vez que me presento con mi proyecto personal directamente como Faunocaster Starstuff y es la primera vez que toco puras canciones originales, parece poca cosa, pero en esta ciudad la mayoría de artistas y músicos jamás podrán decir lo mismo.


Fue todo un reto armar un show en solitario porque todas mis canciones son pensadas desde el origen como temas full-band, así que además de sacar las letras de los cajones y aprendérmelas por segunda vez, tuve que adaptar todos los temas para tocarlos en solitario… Y bueno, lo más fácil es hacer versiones acústicas, tomar una guitarra y se acabó, pero como yo creo ser un poco mejor que eso, no quería hacer un simple unplugged región cuatro.


Lo primero que se me ocurrió fue agarrar el loop station, pero la verdad es que tenía un poco más de dos años sin siquiera conectarlo, o sea que además de arriesgarme a que no prendiera, también iba a tener que aprender a usarlo de nuevo y pues como que ya era mucho: aprenderme las letras, volver a sacar los acordes y además aprender de nuevo a usar el RC-300, como que se me hizo mucho… Más porque llevaba poco más de cuatro meses en el extranjero, llegué a penas el día 5 y pues tuve sólo cinco días para hacer algo que nunca antes había hecho.


Lo que sí aprendí a usar de nuevo fue mi BeatBuddy, aunque la verdad es un dispositivo bastante amable una vez que lo aprendes a usar una vez, así que en cinco días armé el show casi desde cero: aprenderme todas mis canciones, adaptarlas a versiones solitarias y sincronizarlas con algún pasaje de la caja de ritmos… El show está listo.


La verdad es que fue una muy buena experiencia, me la pasé muy bien y la gente que nos acompañó tuvo una respuesta que yo no me hubiera imaginado y por ello agradezco nuevamente a quienes asistieron y tuvieron la amabilidad de no correr al gordo de las canciones chistosas.


Dense una vuelta por las páginas de los proyectos que estuvimos para que nos conozcan a todos y nos hagan favor de seguirnos:


Y como siempre, les dejo unas fotillos del evento y nos vemos en el que sigue:








faunocaster@starstuff.mx